logo FB
home-image

Espolón calcáneo

pleca

Se trata de una calcificación situada en la superficie del hueso calcáneo que tienen dos orígenes. Uno es secundario a los procesos inflamatorios de causa degenerativa, debido a la tensión crónica de los puntos de tensión en las tuberosidades óseas correspondientes por el exceso de uso funcional por ejemplo en la obesidad o tiempo prolongado en posición de pie influenciados por la edad o por mal alineamiento en los huesos de los pies. El otro esta relacionado con  los procesos inflamatorios locales de origen inmunológico.

El síntoma primario es el dolor localizado específicamente en el área de carga de peso del talón,  Comúnmente es más severo durante los primeros pasos al levantarse de la cama, disminuye en cierta medida con la actividad física, y reaparece de nuevo tras un periodo de descanso. Rara vez hay inflamación visible, enrojecimiento, u otros cambios aparentes en la piel.

Para establecer el diagnóstico, la mayoría de las veces es suficiente el examen clínico, que puede acompañarse en algunos casos por estudios como la radiografía y el ultrasonido. Es importante subrayar que en ocasiones en la radiografía no se observa el espolón.

El tratamiento casi siempre es conservador: reposo, administración de antiinflamatorios y analgésicos por vía oral, aplicación local de fomentos tibios, masajes con pomadas antiinflamatorias, infiltración local de analgésicos y corticosteroides; aplicación de la medicina natural y tradicional y fisioterapia. Es recomendable el empleo de calzados que tengan un tacón de mediana altura, preferiblemente de goma, y usar plantillas almohadilladas en el talón. No sería ocioso subrayar la conveniencia de que las personas obesas con este padecimiento disminuyan el peso corporal.

La cirugía se recomienda en los casos en los que el tratamiento con medicamentos, rehabilitación, plantillas incluso las infiltraciones con corticoides no han reducido el dolor y la situación se prolonga durante meses, si la calidad de vida del paciente se ha reducido drásticamente por culpa de la lesión y el traumatólogo valora que las probabilidades de éxito de la operación son suficientes.

La cirugía consiste en  eliminar la protuberancia generada en el hueso calcáneo con cirugí­a convencional o mediante endoscopia, técnica mas segura por que las incisiones son muy pequeñas y la manipulación mí­nima, lo que evita en lo posible el contacto con los nervios y tendones que rodean al calcáneo.

Para prevenir esta dolencia lo mejor es emplear un calzado con tacón adecuado y almohadillado, evitar las estancias de pie innecesariamente prolongadas y controlar el exceso de peso corporal.

Dr. Jorge A. Romero Martínez.
Médico de Fundación Best, A.C.

 

 

acne


pleca

CUIDA TU SALUD

 

  facebooktwitteryoutube