logo FB
home-image

11.o Simposium de médicos

“Alimentación al inicio de la vida”

pleca

Con la asistencia de 400 galenos se realizó el 11.° Simposio de Médicos 2018 “Alimentación al inicio de la vida”. La doctora María del Carmen Villafaña Peralta, vicepresidenta de Salud del Grupo Por Un País Mejor, declaró inaugurados los trabajos, que se abrieron con la conferencia impartida por Jaime Alfonso Ramírez Mayans y Erick Manuel Toro Monjaraz, pediatras subespecialistas en gastroenterología y nutrición. De inicio, mencionaron los principios básicos de la nutrición:

  • Suficiente: que cubra en forma adecuada todos los requerimientos energéticos y nutricionales

  • Completa: que dé todos los requerimientos de nutrimentos. Sin excesos ni carencias

  • Equilibrada: que cubra requerimientos y nutrientes de acuerdo con las recomendaciones

  • Adecuada: que proporcione nutrimentos, según la edad biológica y cronológica

  • Bacteriológicamente pura: libre de agentes patógenos y otros contaminantes

Aquí los puntos relevantes de su exposición:

Según la Unicef, si en el mundo los niños de 0 a 23 meses recibieran lactancia materna exclusiva (LME) se salvarían más de 800.000 menores de 5 años, por año, pues 45 % de defunciones en esa etapa se asocia a desnutrición, al tiempo que 41,7 millones sufren sobrepeso u obesidad.

En México, de enero de 2009 a septiembre de 2014, solo 91.4 % de mujeres, de 14 a 49 años, cumplieron con la lactancia. Cabe mencionar que la duración media es de 8.8 meses, y Oaxaca es la entidad donde más se extiende, hasta 12.6 meses. Después de los 6 meses de edad, para el lactante alimentado con el pecho materno, se torna progresivamente más difícil cubrir sus requerimientos solamente con la leche de su madre. Además, aproximadamente a esta edad, la mayoría de los lactantes ha alcanzado el desarrollo suficiente que les permite recibir otros alimentos.


Por tanto, la edad recomendada para introducir los alimentos complementarios es la de 6 meses.

Mencionaron también los principios de orientación para la alimentación complementaria del niño amamantado:

  1. Practicar la lactancia materna exclusiva desde el nacimiento hasta los 6 meses de edad, introducir alimentos complementarios a partir de esa etapa (180 días) y continuar con la lactancia materna.

  2. Continuar con la lactancia materna frecuente y a demanda, hasta los 2 años o más.

  3. Practicar la alimentación perceptiva, aplicando los principios de cuidado psico-social.

  4. Ejercer buenas prácticas de higiene y manejo de los alimentos.

  5. Comenzar a los seis meses de edad con cantidades pequeñas de alimentos y aumentar la cantidad conforme crece el niño, mientras se mantiene la lactancia materna.

  6. Aumentar la consistencia y la variedad de los alimentos gradualmente conforme crece el niño, adaptándose a sus requisitos y habilidades.

  7. Aumentar el número de veces que el niño consume los alimentoscomplementarios, conforme va creciendo.

  8. Dar una variedad de alimentos ricos en nutrientes para asegurarse de cubrir las necesidades nutricionales.

  9. Utilizar alimentos complementarios fortificados o suplementos de vitaminas y minerales para los lactantes de acuerdo con sus necesidades.

  10. Aumentar la ingesta de líquidos durante las enfermedades, incluida la leche materna (lactancia más frecuente), y alentar al niño a comer alimentos suaves, variados, apetecedores y que sean sus favoritos.


Otros puntos relevantes tocados en el simposio:

  • La leche materna siempre será el mejor alimento para el ser humano
  • No olvide que, en caso de que no se pueda proporcionar, la fórmula de inicio es la mejor alternativa
  • La selección deberá hacerse con base en los componentes nutrimentales de cada fórmula
  • Recordar que cada nutrimento tiene una función específica y que la presencia de todos permite actuar en conjunto como un equipo
 


pleca

Simposium Anteriores



.

 

  facebooktwitteryoutube