logo FB
dieta saludable

Dentífricos: formas, tipos y cantidad para niños

salud

La palabra “dentífrico”; proviene del latín dens, dentis, ‘diente’, y fricare, ‘frotar’, ‘restregar’.

Formas de los dentífricos:
  1. Sólidos: polvos y chicles
  2. Semisólidos: pastas y geles
  3. Líquidos: enjuagues bucales
Las pastas y enjuagues, entre otros, además de ser productos destinados a mantener la limpieza dental, ayudan a lo siguiente:
Dentífrico y cepillo para la limpieza dental en los niños
  1. Previenen la caries
  2. Evitan la formación de placa bacteriana y de sarro
  3. Son de gran auxilio para las personas con gingivitis y periodontitis
  4. Previenen la periodontitis, enfermedades localizadas en las encías y estructuras que soportan los dientes, generadas por ciertas bacterias
  5. Actúan en el blanqueamiento dental
  6. Eliminan la sensibilidad dental
Pasta dental
Estos productos reúnen una o varias de las características anteriores.

Existen en el mercado un gran número de marcas y sabores de dentífricos para cuidar la salud bucal de los grandes y los más pequeños.

Se recomienda usar en los niños las que se encuentran diseñadas solo para ellos por tener las cantidades adecuadas de flúor para su edad, elemento que fortalece los dientes. Algunas marcas son atractivas por sus colores, figuras o diseños.
Niña cepillándose los dientes
¿Qué cantidad de pasta dental para los niños debo aplicar?

La cantidad de pasta dental deberá emplearse según la edad y de la siguiente manera:

Primer año de vida: basta limpiar los dientes con una gasa humedecida en agua, sin usar pasta dental.

Niños de 1 a 3 años: la cantidad debe ser del tamaño de un grano de arroz.

Niños a partir de 3 años en adelante: la cantidad a aplicar no deberá ser mayor al tamaño de un chícharo.

Es importante recalcar que, durante la infancia, los dientes se encuentran en formación y exceder la cantidad de flúor podría provocar manchas permanentes.

Se recomienda un cepillo de dientes para niños, a partir de su primer año de vida; debe ser de cabeza pequeña, cerdas suaves y mango de goma. El cepillado será supervisado hasta que el niño pueda realizarlo por su cuenta.

Otro ayudante en la prevención de la caries dental en niños, es el enjuague bucal. Sirve para suprimir de modo temporal el mal aliento, reduce las bacterias en la boca, la refresca y deja un sabor agradable. Entre sus ingredientes activos destaca también el flúor.

El uso de enjuague bucal en niños debe iniciarse a partir de los 6 años.

Es importante llevar al paciente a una visita con el odontólogo, cada 6 meses, para recibir orientación sobre qué acciones tomar para mantener una buena salud bucal y la elección del producto adecuado.

Te invitamos a visitar cualquiera de nuestros más de 400 consultorios odontológicos de Fundación Best, distribuidos en la república mexicana.

.

  facebooktwitteryoutube    

ARTÍCULOS PARA EL CUIDADO DE TU SALUD