logo FB
dieta saludable

La felicidad

salud

feliz

Las hormonas de la felicidad se conocen desde hace varias décadas, sin embargo, hasta hace poco se ha descubierto dónde, cómo actúan y otras funciones que tienen en el cerebro.

También existen los llamados “neurotransmisores”, sustancias químicas cuya función es transmitir información al cerebro, e intervienen en los procesos cerebrales de la felicidad.

Muchos investigadores han tratado de dar una explicación, y revelar las causas de esta sensación. Algunos mencionan los factores genéticos y hereditarios, otros a elementos ambientales, por dar un ejemplo, el nivel económico, la educación, la sexualidad; en pocas palabras, es multifactorial.

Lo cierto es que existen hormonas y neurotransmisores presentes en nuestro cuerpo, las cuales actúan e interactúan en el cerebro al recibir ciertos estímulos, comportamientos, y hasta la intervención de los horarios del día y la noche, entre otros factores.

Estos son:

Oxitocina: produce efectos en nuestra conducta y comportamiento materno, sexual y social. Facilita la relación con los demás y con conductas sociales positivas.

Dopamina: está implicada en la motivación y el placer.

Serotonina: está involucrada en la satisfacción, felicidad y optimismo.

GABA: funciona como un sedante natural.

Así que, podemos decir que la felicidad es un estado emocional donde existe una sensación de bienestar y autorrealización. Es el cumplimiento de nuestros deseos y aspiraciones, sin olvidar los conceptos y condiciones de ser subjetiva y relativa. Lo que sí, es que ahora tenemos una explicación científica de por qué nos sentirnos felices. Por ello, atender nuestra salud cerebral, implica la asistencia médica y psicológica.

Para más información, prevención o tratamiento sobre estas y otras enfermedades, acude a los consultorios médicos de Fundación Best, al lado de las Farmacias Similares, o llama al Centro Nacional de Diagnóstico para las Enfermedades Emocionales, al 01-800-911-6666, opción 3.


.

  facebooktwitteryoutube    

ARTÍCULOS PARA EL CUIDADO DE TU SALUD