logo FB
dieta saludable

Trastorno de déficit de atención con hiperactividad

salud

El trastorno de déficit de atención con o sin síntomas de hiperactividad (TDAH), es uno de los más diagnosticados en niños. En México, existen al menos un millón 500 mil menores con ese diagnóstico, y más frecuentes en varones. Por consiguiente, es el motivo de más consultas en centros de atención psiquiátrica pediátrica (paidopsiquiatra).

El diagnóstico se realiza con base en los criterios referidos por el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-V), o en la Clasificación Internacional de Enfermedades, de la Organización Mundial de la Salud (CIE-11). Al momento, no existen pruebas de gabinete o laboratorio que confirmen o descarten este padecimiento.
Niño con Trastorno de déficit de atención con hiperactividad

El TDAH se caracteriza por tres síntomas: falta de atención, impulsividad e hiperactividad. Se presentan por, al menos, seis meses de manera más frecuente y grave de lo que se observa en niños de sexo y edad similar. El último síntoma puede estar o no presente, debido a esto hay tres variaciones básicas clasificatorias:

  1. TDAH, presentación predominante hiperactiva/impulsiva
  2. TDAH, presentación predominante con falta de atención
  3. TDAH, presentación combinada
El TDAH se caracteriza por tres síntomas: falta de atención
Parte de esos criterios de diagnóstico refiere que las conductas deben tener un impacto negativo en el funcionamiento del individuo en al menos dos ambientes diferentes (escuela, casa, amigos, etc.). Además, que no sean explicados mejor por otro padecimiento, como la hipoacusia (pérdida o disminución significativa de la audición), trastornos visuales, por ejemplo, consumo de fármacos o enfermedades psiquiátricas diferentes.

Un mito o idea frecuente, es pensar que los síntomas desaparecen en la adolescencia o adultez, aunque algunos síntomas de hiperactividad disminuyen con la edad, y se transforman en otro tipo de movimientos más finos, como mover el pie, dar golpecitos, etc. Sin embargo, la inatención y la impulsividad permanecen en los adultos.

Acerca del tratamiento es importante mencionar que el TDAH es un padecimiento que debe ser diagnosticado y atendido por especialistas: neuropediatra, psiquiatra, paidopsiquiatra, psicoterapeuta y la intervención psicopedagógica.

Problemas a los que se enfrentan las personas con un diagnóstico de TDAH


Son diversos, desde el aprendizaje, bajo rendimiento escolar, incapacidad para quedarse quietos y cambiar con frecuencia de posición, brincar, trepar o mover con persistencia las manos y los pies.

De aquí la importancia de los especialistas, ya que deben considerarse los aspectos contextuales, médicos, biológicos, familiares, psicosociales, para no confundir un comportamiento típico del menor que obedecen a su etapa de desarrollo, y no caer en el diagnóstico clínico erróneo que le genere estigmatización.

La impulsividad es el rasgo de mayor conflicto en la interacción con los demás. Por falta de autocontrol les es complicado respetar el espacio de los demás, son percibidos como “niños problema”, de ahí la necesidad de crear programas interdisciplinarios de difusión, capacitación, intervención educativa, médica, familiar y pedagógica.

A todos nos corresponde un aporte para comprender cuándo el niño presenta el TDAH, entender que existen muchos menores con problemas de conducta, falta de educación con límites claros por negligencia en la educación de los padres, factores sociales, violencia, abusos, etc., que no se pueden perder de vista ni por la familia, ni mucho menos por ningún profesional de la salud. Estos deben de tener una visión general del problema sin centrarse solo en el aspecto nosológico del TDAH.
Síntomas de hiperactividad

Su alta tasa de comorbilidad (dos o más enfermedades simultáneas) creciente a lo largo de la vida del niño, su evolución hacia un trastorno disocial en la infancia y antisocial de la personalidad en el adulto, las complicaciones que genera (fracaso escolar, consumo de sustancias, alta tasa de accidentes, etc.), hacen importante su correcto diagnóstico y adecuado tratamiento en la infancia, lo antes posible.

En el Centro Nacional de Diagnóstico para las Enfermedades Emocionales (CNDEE), trabajan psicólogos profesionales las 24 horas, los 365 días. Llama al 800 911 66 66, opción 3. Es confidencial y gratis. También puedes escribirnos en centrodiagnostico@serfelizsisepuede.com.mx y en nuestra página web o redes sociales.

.

  facebooktwitteryoutube    

ARTÍCULOS PARA EL CUIDADO DE TU SALUD