logo FB
dieta saludable

VIDEOS


control de peso

Tuberculosis: ¿qué es y cuáles son sus síntomas?

salud

La tuberculosis es una enfermedad causada por una bacteria llamada Mycobacterium tuberculosis. Regularmente se presenta como tuberculosis pulmonar, pero también se ha encontrado en cerebro, piel, huesos, riñones, entre otros.

Es curable, aunque es difícil de tratar; la bacteria tiene muchos mecanismos de defensa, que provocan que un tratamiento corto o simple, no sea suficiente.

Gracias al programa de vacunación de nuestro país, la tuberculosis es prevenible y es una de las primeras vacunas que se aplica al nacer. Normalmente podemos ver la marca o cicatriz que algunas personas tienen en el brazo o en el hombro, por la reacción esperada que causa la vacuna.

¿Cómo se transmite de la tuberculosis?

La tuberculosis se transmite a través de las gotitas de saliva que contienen bacilos, y que se expulsan al hablar, toser o estornudar, mismas que quedan suspendidas en el aire. Al inhalar unos cuantos bacilos, una persona puede quedar infectada, aunque no todas presentan la enfermedad.

Los pacientes que únicamente tienen presencia de la bacteria, se le conoce como tuberculosis latente; las que manifiestan signos y síntomas, se le conoce como enfermedad de tuberculosis o solo tuberculosis. Si se tiene tuberculosis latente y, además, se suma a desnutrición, diabetes, VIH o tabaquismo, es probable que se active la enfermedad.

La tuberculosis es una enfermedad causada por una bacteria llamada Mycobacterium tuberculosis

No es muy frecuente que exista contagio si se encuentran estos bacilos en otros órganos.

Síntomas de la tuberculosis

Los síntomas que presentan los pacientes con tuberculosis dependerán de los órganos que están afectados, por ejemplo, si se encuentra en riñones, podría arrojar sangre en la orina, o si se encuentra en los huesos, podría causar dolor en la región afectada.

Como lo habíamos mencionado antes, el principal lugar afectado por estas bacterias son los pulmones (tuberculosis pulmonar), causando:

  • Tos persistente durante dos o más semanas

  • Dolor en el pecho

  • Expulsión de flemas al toser

  • Fatiga

  • Pérdida de peso y de apetito

  • Fiebre

  • Sudoración sobre todo en las noches

Diagnóstico de tuberculosis

Para realizarlo, se requieren diversas pruebas, y con esto, buscar de manera dirigida la presencia de la bacteria que causa esta enfermedad. Algunas de las pruebas y estudios que se solicitan para confirmar son:

Regularmente se presenta como tuberculosis pulmonar, pero también se ha encontrado en cerebro, piel, huesos, riñones, entre otros.

Cultivo de esputo (o flemas): es la prueba diagnóstica más importante. Se toma la muestra de esputo, se envía al laboratorio y, ya ahí, se esparce una pequeña cantidad en un contenedor especial, mismo que tiene nutrientes para las bacterias. Si una de las bacterias que se identifica es la causante de tuberculosis, se confirma el diagnóstico.

Estudio en microscopio de esputo (o flemas): se le pide al paciente que tosa y expulse esputo. Se recolecta y se observa en el microscopio buscando las bacterias de tuberculosis.

Prueba de la tuberculina: consiste en aplicar por debajo de la piel, por medio de una jeringa, una pequeña cantidad de tuberculina, que son pequeños fragmentos de la bacteria. Se estudia si alguna vez ha tenido contacto con la tuberculosis y, dependiendo de la respuesta de la zona en la que se aplicó, es si la prueba es positiva o negativa.

Pruebas de sangre: se debe tomar una muestra de sangre que es enviada al laboratorio, y se estudia si hay presencia de bacilos en el cuerpo. Se prefiere hacer esta prueba a las personas que recibieron la vacuna de tuberculosis en algún momento de la vida.

Tratamiento para la tuberculosis

El tratamiento dependerá de si es tuberculosis o tuberculosis latente, y en qué lugar se encuentra la infección para definir el manejo. Regularmente se compone de una combinación de antibióticos, con una duración de entre 6 a 9 meses.

Es indispensable acudir a tu médico para que haga el diagnóstico oportuno y pueda dar el tratamiento óptimo para esta enfermedad. Recuerda que hay un consultorio de Fundación Best cerca de tu hogar. Llama al 800 911 66 66 para conocer cuál es.


.

  facebooktwitteryoutube    

ARTÍCULOS PARA EL CUIDADO DE TU SALUD